READING

A LA TERCERA VA LA VENCIDA…

A LA TERCERA VA LA VENCIDA…

Basta con que digas que dejaste o vas a dejar las pastillas anticonceptivas para que veas una cara de asombro como si uno hubiese perdido la cabeza. En mi caso, tomo las pastillas desde hace 13 años y solo he dejado de tomarlas en dos ocasiones. Me las recetaron a los 16 años por acné hormonal. He visitado varios dermatólogos y endocrinos durante todos estos años y la respuesta siempre ha sido recetar la famosa pastilla.

Recuerdo que cuando comencé a tomarlas, todo volvió a la normalidad, mi piel estaba más linda que nunca, uniforme, sin acné, ni marcas. Como muchas sabrán las pastillas tienen muchos beneficios tanto para la piel, control de peso, el cabello, etc y sólo basto dejar de tomar para darme cuenta de ello.

La primera vez…

La primera vez que las dejé estaba estudiando en otro país y no recuerdo porque no las llevé. Unos meses más tarde volví a notar mi cutis graso y el acné haciendo acto de presencia. En ese momento recurrí a innumerables tratamientos tópicos para combatirlo: limpiadores, cremas, exfoliantes, etc. Al volver a casa la solución fue retomar las pastillas.

Así pasaron ocho años de vida, sin tener que preocuparme de nada, todo estaba bajo control…hasta que en un chequeo médico me diagnosticaron hiperinsulismo y tensión alta. Aunque tenía antecedentes familiares, esto me tomo por sorpresa.  En ese momento parte del tratamiento era dejar las pastillas debido a su alta relación con la hipertensión. Había olvidado las consecuencias de haberlas dejado 8 años atrás y comencé mi tratamiento sin problema.

La segunda vez…

Solo unos meses más tarde, esos recuerdos volvieron a mi memoria. Recordé por qué las volví a  tomar, aquellos síntomas que había tenido al dejarla volvieron multiplicados por ocho. Para ese entonces tenía 26 años y no concebía seguir teniendo acné a esa edad.

Decidí recurrir nuevamente al dermatólogo en busca de alguna otra solución y ésta fue roacutan (accutane). Recuerdo que investigué mucho sobre el tema, porque conocía el tratamiento y sus efectos secundarios; y aunque estaba un poco preocupada, estaba decidida a intentar todos los recursos posibles. El accutane puede causar un aumento en los niveles de grasa en el cuerpo que pueden afectar el hígado, es por ello que regularmente debes hacer exámenes de sangre para ir controlando los valores.  Con apenas 3 meses de tratamiento (y una dosis muy baja) ya estaba llegando a los límites permitidos, así que por temas de salud tuve que suspender el tratamiento.

Por un lado estaba muy frustrada, no me quedaban realmente muchas opciones, pero por otro estaba aliviada.  Aliviada por qué, aunque exponerse al sol durante el tratamiento está totalmente prohibido (y claramente no lo hice) mi piel quedo super sensible al sol. No importaba si utilizaba sombrero, PSF50, bajo la sombra… no había nada que pudiera hacer para evitar que me salieran manchas de sol. Un año después, todos mis valores se regularon y como se imaginarán, volví a tomar las pastillas. Problema solucionado, caso resuelto.

Han pasado 3 años desde que las retomé por segunda vez y desde hace un año que tengo en mi cabeza la idea de volver a dejarlas pero esta vez definitivo, sin vuelta atrás. No quiero vivir dependiendo de una pastilla que soluciona un problema, pero tiene muchos efectos secundarios.  Ya son 13 años y creo que es tiempo suficiente. En esta búsqueda de vivir más consciente con mi entorno, comenzar por uno mismo es lo más importante. No es una decisión fácil pero estoy dispuesta a buscar alguna solución más saludable. Además quiero aprovechar este blog para documentar mi experiencia y poder ser de ayuda para quien esté en la misma situación, como mucho me ha ayudado a mí la experiencia de otras personas. Es motivador ver que no estás solo en esto.

Hace un mes dejé las pastillas y ya comienzo a notar cambios, desintoxicarse toma meses o inclusive años…ya les iré actualizando más sobre el tema en los próximos meses.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

INSTAGRAM