DESODORANTE HECHO EN CASA

Si hace 8 meses alguien me hubiera dicho que iba a hacer mi propio desodorante no le hubiese creído. Adelantando la película…8 meses después,  este pequeño envase me hace muy feliz 🙂 y es un paso muy sencillo que dar hacia una vida más consciente, saludable y sostenible.

Con los desodorantes he sido siempre difícil, me cansé de probar distintas marcas y tipos, con o sin aromas, en spray, en gel, en barra …los que cumplían su función me irritaban y los que no me irritaban pues ya sabes como termina la historia. Cuando conseguí uno que realmente funcionaba fue como amor a primera vista tanto así que cuando me mudé a Londres me traje tres.

Pero todo lo que empieza…acaba! Y cuando terminé el último desodorante (con un poquito de pánico de andar oliendo mal por la vida) comencé a buscar opciones más saludables y sostenibles para el planeta. No te miento, que con un poco de incertidumbre, hice mi primera prueba cruzando los dedos de que funcionase porque no tenía (literalmente!) otra opción en casa que usar…además, era uno de mis primeros pasos hacia este nuevo estilo de vida y no quería sentirme derrotada de que esto no era para mí.

Llevo 8 meses utilizando esta receta y se la recomendaría a cualquier que esté buscando una opción natural a este producto que higiene personal que tanto revuelo ha generado por la relación del aluminio con el cáncer de seno.

Necesitas:
– 1 cucharada de aceite de coco
– 1 cucharada de manteca de karité
– 1 cucharada de bicarbonato de sodio
– 4 gotas del aceite esencial de tu preferencia (la mezcla de lavanda y menta es mi favorita)
– Envase de vidrio reutilizable

Estas medidas llenan un envase de 1oz/28 gramos (como el de la foto)

artboard-3-100

La preparación es muy sencilla:

  1. Coloco el aceite de coco y la manteca de karité en un envase de vidrio y lo derrito a baño María.
  2. Agrego bicarbonato de sodio y dejo enfriar un poco.
  3. Mezclo todo bien hasta que tome una consistencia cremosa y agrego 4 gotas de aceite esencial.
  4. Paso la mezcla a un envase reutilizable y …2017-03-04-10-54-47-hdr

Los dos primeros días noté mis axilas un poco enrojecidas, lo cual es bastante normal al utilizar bicarbonato de soda. Inclusive muchas personas son alérgicas así que te recomiendo hacer una prueba por unos días. La segunda vez decidí incorporar la manteca de karité, que es especial para hidratar y calma la piel irritada y me ha funcionado fenomenal. Solo hay darle un poco tiempo a la piel para que se acostumbre e ir probando que funciona y qué no, ya que cada cuerpo reacciona diferente. Adicional te recomiendo utilizar productos orgánicos, hay muchos ingredientes que se venden como “naturales” y no lo son. Nada que no se pueda evitar leyendo bien las etiquetas.

¿Sabías que el ser humano utiliza aproximadamente 272 desodorantes durante toda su vida? Es una cifra alarmante tomando en cuenta los millones de personas que vivimos en este mundo. Si sacamos las cuentas es demasiado plástico desechado en la tierra y océanos.  Estoy muy contenta con este pequeño avance que ya es un hábito en mi vida:

– Es completamente natural, evito químicos dañinos como aluminio, parabenos, triclosán, PEG, etc que son absorbidos por el cuerpo
Cuido del medio ambiente, no genero residuos
– Es cruelty-free! No está testado en animales

Te  invito a probar esta simple receta, déjame en los comentarios si ya la has aprobado? O si tienes alguna otra receta que compartir. Seguro terminarás tan contenta/o como yo 🙂


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

en Instagram
@oceano.verde